La importancia del Médico Veterinario Zootecnista en la sociedad.


El presente ensayo tiene como objetivo valorar el papel social que ha tenido el Médico Veterinario a través de la historia, pero sobretodo reconocer el desempeño que han mostrado los Médicos Veterinario Zootecnistas, adscritos a este  Comité y a aquellos Médicos que están relacionados con su desarrollo.

Para empezar quisiera compartir con ustedes un poco de la historia del Médico Veterinario Zootecnista como profesión en México, teniendo como referencia el artículo titulado “Breve historia del nombre de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional Autónoma de México”, publicada por la Revista Selecciones Veterinarias México en mayo del 2003.

El 17 de agosto de 1853 se inició oficialmente la educación veterinaria con la fundación del Colegio Nacional de Agricultura, instituto en el que se formaron los primeros veterinarios. Esta institución cambió de nombre a Escuela Nacional de Agricultura y Veterinaria  en 1857 y tenía como principal objetivo formar y abastecer de técnicos capacitados en el campo agropecuario al gobierno.

En 1929 la Escuela de Veterinaria se anexa a la Universidad Nacional Autónoma de México y en 1945 se le agrega el término zootecnia, quedando como Escuela Nacional de Medicina Veterinaria y Zootecnia.

El brote de la enfermedad de Fiebre Aftosa de 1946 en México, inculcó a los Médicos Veterinarios Mexicanos el gran valor de trabajar en equipo y hacia un objetivo común y cambio la prioridad del Veterinario que era mantener y preservar la salud de los animales, diversificando la profesión y dándole la oportunidad de participar de forma activa y especializarse en diferentes áreas, como lo son proyectos de  investigación, los sistemas de alimentación para cada especies productiva, el comportamiento animal, etc. De igual forma las especies estudiadas han ampliado sus fronteras.

Ahora que conocen porque se celebra en México el 17 de agosto el día del Médico Veterinario Zootecnista, quisiera profundizar un poco más en el objetivo de este texto: el médico Veterinario como parte de diferentes escenarios.

Al ser parte de este Comité y estar en contacto diario con tantos Médicos Veterinarios Zootecnistas me ha permitido conocer un poco acerca de esta profesión, inclusive en lo técnico, y me refiero a las enfermedades, diagnósticos, especies, etc., pero quisiera hacer énfasis en aquello que las revistas especializadas no publican, las satisfacciones y experiencias que te deja trabajar en campo o el saber que tus acciones como profesional repercutirán en diferentes sectores de la sociedad.

Salud Pública
Uno de los sectores en los que intervienen los Médicos Veterinarios Zootecnistas, aunque no directamente es en la Salud Pública, ya que existen diferentes enfermedades de los animales que se pueden transmitir a las personas, me explico, los Médicos Veterinarios Zootecnistas al realizar actividades de las campañas, como lo es la de Rabia, tienen el objetivo de salvaguardar la sanidad animal, sin embargo, al ejecutar de forma correcta su tarea coadyuvan a que las familias, sobre todo las  que están en contacto directo con los animales no se enfermen y estén en peligro de morir o de ver su vida mermada por una enfermedad.

Sector económico
Quizá muchas personas no pueden ligar la labor del Médico Veterinario con el sector económico, por lo tanto me permito comentar el punto, al realizar acciones de vacunación están protegiendo el patrimonio del propietario de los animales, quien le muestra total gratitud por mantener en pie a su animal, debido a que muchas veces solamente tienen una mula que le facilita el trabajo en campo, que es la manera que tiene para subsistir y sacar adelante a su familia.  
Por otra parte, con los avances que se han logrado en las Campañas de Tuberculosis Bovina, Fiebre Porcina Clásica y Salmonelosis Aviar, por ejemplo,  en el Estado se eleva el valor comercial del animal al estar libre de enfermedades y estos aumentan su producción.

Sector social
Al estar presente en las comunidades el Médico Veterinario Zootecnista tiene la posibilidad de exhortar a la convivencia entre los vecinos de la población, de fomentar el trabajo en equipo, quienes visualizan que esto facilita el alcanzar objetivos, y de nuevo ejemplifico, el Médico realiza pláticas de capacitación y de acuerdo a ello programa las comunidades a trabajar y propone una ruta y grupos de trabajo, donde vecinos se ayudan entre sí a amarrar a los animales, construir corrales, etc.
Durante esta presencia forma parte de la familia con la cual trabaja y con la confianza que le brinda el Médico se acercan a él en problemáticas de sus mascotas, que para un niño la enfermedad de su perro corre paralela a su felicidad.
Otra de las cosas más importantes que me enseñado el ser parte de este organismo ha sido que la profesión es cuestión de actitud, que existen Médicos Veterinarios mujeres, que demuestran que pueden realizar este trabajo en campo con el mismo resultado que cualquier hombre y que aman su trabajo no por el simplemente hecho de que ahí coman sino por la satisfacción de ganarse el ser reconocida  como profesional y como persona al sentirse útil.

Todo ello ha marcado un gran impacto, logrando así el tan merecido reconocimiento de la sociedad y de los gobiernos.

Por último, cabe destacar que las líneas antes escritas son lo que observado dentro de este Comité, sin tener la menor duda que existen muchas otras instituciones en las que laboran  Médicos Veterinarios, en las cuales lograran impactar de forma diferente en la sociedad, pero sin duda favorablemente.

Así pues, felicito sinceramente a los Médicos Veterinarios Zootecnistas que han dejado una huella en las comunidades en las que han colaborado, a aquellos que después de años de a ver participado en la población, los productores los recuerdan con agradecimiento y los mandan a saludar, a aquellos que se han ganado la confianza del productor, ofreciéndoles así un poco de lo que ellos tienen y aquellos que hacen posible que los Médicos de campo tengan el equipo necesario para desarrollarse profesionalmente.


Con dedicación especial.
Gracias.



Bibliografía

Cervantes Sánchez, J. y Román de Carlos, A. (2003). Breve historia del nombre de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional Autónoma de México, Revista selecciones veterinarias México, 3(2), 24-29.